Jorge M., Valencia

Después de una pérdida importante en la familia subí de peso hasta 38% porcentaje de grasa en el cuerpo.

Cuando me sentí fuerte para ocuparme de mi salud fui al médico y los resultados de los análisis asustaban. Todo estaba demasiado alto a pesar de tener poco más de 30 años. Resultó que el sistema de salud público no me ayudaba más que dándome unas fotocopias de unos menús, los mismos que le daban a todo el mundo.

El destino hizo que justo a la vez Emma se mudó de vuelta a Valencia y comenzó a ayudarme. Yo no tenía ni idea de como salir de esta situación sin ayuda.

Ella había demostrado superar una crisis personal y perder el peso y recuperar su salud después, así que seguí sus recomendaciones.

Perdí peso de forma continuada y aprendí a comer de una manera que era fácil para mi y pude sostener en el tiempo.

Todo empezó en invierno, pero cuando llegó la primera fui a comprar ropa con mi padre. Yo pensé que volvería con las manos vacías como tantas veces. Pero mi tía saltó de la silla cuando me vió llegar a casa con las manos llenas de bolsas de ropa.

Me sentí tan bien en el traje que compré para la boda de mis amigos, que le dejé a mi familia hacerme fotos antes de salir de casa.

Pero el mayor cambió que sucedió en mi y que me hizo sentir bien a mi y a mi familia, fue cuando me senté a escribir mi currículum y lo llevé en persona a una tienda de un tema que me gusta. Justo el chico que trabajaba allí se iba. En años yo no me había atrevido a mandar mi currículum de nuevo.

En esos últimos años tampoco había salido mucho de casa ni visto a mis amigos, y ahora los veía dos veces a la semana.

Me gusta arreglarme el fin de semana y salir a cenar con ellos.

Y ya me he matriculado para el examen que me permitirá acceder a los estudios que realmente me gustan.

Estoy emocionado acerca de qué más cosas me esperan en mi nueva vida!

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close