Mi amiga y yo hemos empezado la temida Operación bikini

Ayer estaba tomando mi té matcha mientras leía mis emails por la mañana. Mientras borraba los 10 avisos a seminarios online mi amiga Flora me llamó para acompañarle a la calle Colón.

En la calle Colón están todas las tiendas de Inditex, El corte Inglés, y más tiendas de ropa.Cada tres tiendas hay una persona sin techo venida de paises más al este y norte en Europa. Ahora parece ser que no sólo los perros les dan compañía sino también gatitos tan fieles que no escapan esa mala vida en una calle atiborrada de gente caminando y humo de coches.

Ella quería comprarse un bañador y sabía que necesitaba que yo fuera para no volver con las manos vacías.

El día anterior Flora se había probado su bañador favorito y no le venía (ni le había cabido en 5 años). Tampoco me parecía el fin del mundo, ya que es un bañador de franjas de colores chillones, tirantes como un hilo dental, escote recto y tiro bajo. Vamos, que no favorecería ni a Claudia Schiffer.

Salimos juntas del metro y entramos en la primera tienda de bikinis y bañadores. Ella me dijo – en realidad yo siempre he sido de llevar bikini, no me gusta tener la barriga blanca; pero no lo he llevado desde 1999.- Le dije pues miremos bikinis, pero me miró con cara de pánico así que cogí el primer bañador que vi en la percha, que tenía un volante rojo, y le propuse probárselo.

Después de una intensa y sentimental hora y 3 tiendas examinadas, conseguí que comprara uno y nos dirigimos a casa satisfechas de no volver con las manos vacías.

Parece que la época de usar bañador despierta la necesidad de que nos cuidemos y Flora ya ha quedado conmigo en salir a andar al parque dos veces por semana a partir de ahora.

He observado que ni Flora ni muchas mujeres entienden que, esos 15 kg de más, por encima de su pelo saludable, significan que padece obesidad. La definición de obesidad es sobrepeso a partir del 20% sobre el peso “ideal/saludable”.

¿Qué dicen los estudios sobre enfermedades? Que la obesidad nos pone en riesgo del llamado síndrome metabólico: enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, incluso cáncer.

¿Debería preocuparme por mi amiga Flora?

Ahora que va a pasar tiempo paseando conmigo, no. No por los paseos en sí; sino porque no será la primera amiga que pasa tiempo conmigo y como soy tan pesada con los alimentos clave que nos desintoxican y nutren, le he influido en sus hábitos y ha reducido una talla de pantalón por desinflamar el vientre.

Si quieres unirte a mi reto de 7 días de bienestar gratuito, haz click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close